El asombroso Mauricio y sus roedores sabios

Nada como terminar el año con un libro de Terry Pratchett para considerarlo un buen fin de año. 🙂

En este caso se trata de un libro en el que el único personaje habitual de la serie que aparece es la muerte (como no). Trata sobre la historia de un gato y unos ratones que se vuelven inteligentes de la noche a la mañana tras alimentarse de las basuras de la universidad de magia. Van recorriendo los pueblos junto a un chico que toca la flauta, ganando dinero con un espectáculo algo peculiar y poco legal.

Es un libro en principio para público adolescente pero como en casi todos sus libros hay mensajes con mayor calado para el que los quiera recoger, tenga la edad que tenga. Esta vez nos habla sobre la crueldad que supone el maltrato a los animales, sobre la importancia de la tolerancia en la convivencia, sobre el respeto, sobre hacer el bien a tu comunidad….

Reconozco que es un escritor que me apasiona y no puedo evitar, si el tiempo lo permite, leerme sus libros en dos sentadas, pero es que sus libros son geniales!!

El asombroso Mauricio y sus roedores sabios Book Cover El asombroso Mauricio y sus roedores sabios
Terry Pratchett
304

Un gato algo mafioso, un grupo de ratas instruidas y un joven flautista cargado de buena fe protagonizan esta historia universal con un nuevo giro que divertirá a los más jóvenes y conquistará con su inteligencia y su irreverencia a los adultos.

Merodear en los desperdicios de una universidad de magia puede tener consecuencias inesperadas. Sobre todo si eres una rata que devora viejos libros de hechizos y restos de pócimas. Pueden pasar cosas raras, como que esa rata y sus compañeras aprendan a hablar y, algo mucho peor, a pensar. Eso es algo difícil de digerir, sobre todo para Mauricio, el gato que solía perseguir a esas ratas, aunque él, que se precia de no comer porquerías, también haya aprendido a hablar. Mauricio sabe que hay que adaptarse a los nuevos tiempos y sacar partido. En cuanto tropieza con un muchachito ingenuo que sabe tocar la flauta, comprende que sus días de pobreza han terminado. La suerte sonríe a la banda: recorren los pueblos y las ciudades desplumando a sus habitantes que, aterrorizados ante la inesperada plaga de ratas, pagan gustosos los servicios del joven para que las ahuyente con la flauta. Todo va de perlas, hasta que las ratas empiezan a dudar que todo eso sea moralmente ético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *