El Guerrero a la Sombra del Cerezo

Preciosa ópera prima de David B. Gil, un gaditano amigo de una compañera de trabajo, y futuro escritor de éxito, os lo digo yo. 🙂
La historia que nos cuenta, situada en el Japón feudal, es todo romanticismo, estampas para enmarcar, héroes colosales y villanos con personalidad. Todo un libro de aventuras que sigue uno por uno tanto los cánones del género como de la ambientación. Los combates están narrados con maestría, te suben la adrenalina e imaginas perfectamente las escenas como si de una película se tratase. He disfrutado mucho leyendo el libro, la verdad, el único “pero” es un spoiler así que…

Spoiler

En cualquier caso libro absolutamente recomendable, especialmente a los amantes del género.

http://alasombradelcerezo.com/

El Guerrero a la Sombra del Cerezo Book Cover El Guerrero a la Sombra del Cerezo
David B. Gil
770

Seizô Ikeda, último descendiente de la casa regente de la provincia de Izumo, queda huérfano tras una noche aciaga en la que su familia es asesinada y el castillo de su clan quemado hasta los cimientos. Con apenas nueve años se ve obligado a convertirse en un exiliado en su propia tierra, un prófugo al cuidado de Kenzaburô Arima, último samurái con vida del ejército de su padre. Su huida es, al mismo tiempo, el primer paso en un camino de venganza de consecuencias imprevisibles.

En la otra punta del país, Ekei Inafune, un médico repudiado por aplicar las artes aprendidas entre los bárbaros llegados de Occidente, se ve inmerso en una conspiración que puede acabar con la paz recién instaurada por el nuevo shogún, Ieyasu Tokugawa. Una paz que debe poner fin a más de dos siglos de guerra civil.

Ambos hombres recorren las cenizas de un Japón apenas pacificado en el que las conspiraciones, la venganza y la ambición de los señores samuráis amenazan con quebrar un frágil equilibrio. Dos vidas que se entrelazan a lo largo del tiempo, hasta confluir en un momento decisivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *